¿Sabías que las lámparas de pie no son solamente aptas para los salones?

¿Sabías que las lámparas de pie no son solamente aptas para los salones?

¿Has pensado en colocar una lámpara de pie en el baño o en la terraza? Ciertamente, parecen los sitios más extraños para disponer este tipo de iluminación. Sin embargo, resulta ser muy provechoso arriesgarnos a salirnos de la norma. Por eso, si estás pensando en dónde poner lámparas de pie de forma creativa, este artículo te dará varias ideas.

Si bien la mayoría de los usuarios creen que alumbrar el salón con estos objetos es lo más conveniente, no siempre es lo más original. Nuestras estancias necesitan que creemos un ambiente cálido y confortable para disfrutar de nuestras actividades cotidianas. Entonces, determinar qué lugares son esenciales para nosotros puede ayudarnos mucho a la hora de acondicionar la decoración.

¿Cómo decorar con lámparas de pie?

Una buena iluminación siempre es importante. Independientemente de si se trata de un recibidor, un dormitorio, un pasillo o una cocina. Una cálida y reconfortante fuente de luz artificial siempre nos servirá para mejorar nuestra estancia, por más mínima que sea.

Una lámpara de pie ofrece las mejores condiciones para generar un clima confortable y distendido. Puedes acompañar tu zona de lectura, tu escritorio de trabajo o estudio, tus espacios de reuniones y mucho más. No creas que se trata de artefactos que solamente van dispuestos en los salones. Su utilidad se remonta a opciones más funcionales, aunque puedan resultar disparatadas.

A la hora de elegir dónde poner lámparas de pie, recuerda posicionar estos aparatos lumínicos en los comedores, de modo que consigas ambientes más distendidos y acogedores. Prueba con añadirle vanguardia a tu cocina, disponiendo lámparas de pie cerca de las ventanas. Esta alternativa resulta muy estética cuando se la acompaña con cortinas translúcidas, tanto de día como de noche. En especial, si se trata de un espacio reducido o si los rayos solares tienen difícil acceso.

Si eres una persona aún más audaz, colocarlas en los baños te dará un toque de distinción. La idea es conseguir una iluminación homogénea, por lo que muchos usan luces en los techos o muros. Sin embargo, una lámpara de pie suele resultar muy atractiva y evita el gasto energético. Podemos evitar que las sombras obstruyan nuestro paso e, incluso, que nos haga contraluz el espejo.

Cuando se trata de fomentar una decoración apacible y cálida, es recomendable utilizarlas en los dormitorios y en los pasillos. Se trata de espacios transitorios o cuyo uso es puntual, por lo que una acogedora lámpara de pie aporta un mejor ángulo visual. Además, evitamos ocupar los diversos estantes o muebles para generar dinamismo y productividad.

¿Cómo aprovechar las lámparas de pie para rincones?

Si queremos disponer de mayor comodidad y visión estética, tenemos que saber cómo decorar con lámparas de pie los rincones de nuestro hogar. Podemos aprovechar el uso de artefactos que tengan brazos orientables para dirigir de mejor manera los haces de luz. También es importante que la intensidad de la bombilla no sea desmedida. Nuestros ojos pueden abrumarse y eso quitaría eficiencia, no solo a la decoración, sino también a nuestra productividad.

En este sentido, se pueden encontrar muchos modelos de lámparas de pie que regulan el brillo y el contraste de sus bombillas. Gracias a esto, disfrutaremos de diferentes niveles de energía lumínica y podremos adaptarlas a nuestras actividades puntuales. Además, conseguiremos el confort adecuado en cualquier momento de la jornada.

De más está decir que son el complemento ideal para los despachos o espacios de estudio. Las luces encendidas desde arriba pueden darnos sombra, al igual que las que se ubican en las mesas o escritorios. Sin perder de vista el factor estético, las lámparas de pie nos ayudan a pasar largas noches en vela. Evitan que se nos cansen los ojos y nos brindan un ambiente distendido con una iluminación no muy intensa. Por eso es importante elegir bien dónde poner lámparas de pie.

Así, concentrar la luz con un modelo de pie orientable es la solución perfecta para muchas de nuestras rutinas. Recuerda que el salón puede ser el sitio más habitual, pero no el único. No se trata de optimizar solamente nuestros rincones de lectura. También, podemos dinamizar nuestros despachos de trabajo, bibliotecas de estudio, nuestros mismos dormitorios y mucho más. La posibilidad de redireccionar la luz hacia nuestro foco es una gran ventaja de las lámparas de pie para rincones. Nos permiten ligereza y dinamismo.

Sácale provecho a las lámparas de pie

Un hogar confortable es siempre nuestra prioridad. Por eso, es altamente valioso conocer dónde poner lámparas de pie. Decorar los diversos espacios de la casa no tiene que ser algo convencional y tradicional. Siempre es mucho más divertido innovar y buscar los lugares más creativos para disponer nuestros artefactos de iluminación. Si bien los salones siguen siendo las estancias más habituales, las lámparas de pie son las compañeras ideales para alumbrar cualquier tipo de ambiente. Abrir nuestra mente y salirnos de la norma nos permitirá aprovechar sus ventajas en los rincones más olvidados de nuestros hogares.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.