Cómo crear un espacio adecuado para el teletrabajo en tu casa

Cómo crear un espacio adecuado para el teletrabajo en tu casa

El trabajo telemático desde casa está a la orden del día, por lo que son muchos los trabajadores que deben adecuarse a este nuevo contexto laboral. Contar con un buen escritorio para el teletrabajo es fundamental, pero, además, hay otros elementos y factores a tener en cuenta para que tu espacio laboral en casa sea el más idóneo. A través de estas líneas te contamos cómo conseguir que tu zona de trabajo sea eficiente, agradable y organizada.

Busca la mejor ubicación para colocar tu escritorio de teletrabajo

Lo ideal es disponer de una habitación libre para transformarla en tu nuevo despacho, pero, desafortunadamente, no todos tienen esta posibilidad por falta de espacio. En ese caso, una buena alternativa es habilitar un área de trabajo en el salón. Tienes la posibilidad de dividir el espacio de trabajo en dos zonas: el área para trabajar propiamente dicha, y otra zona para recibir visitas, la cual ya la tienes habilitada con el correspondiente sofá, los sillones y las sillas de tu sala de estar. Solo es cuestión de tenerlo todo bien ordenado y organizado.

Iluminación de la zona de trabajo

Es uno de los factores principales a la hora de preparar tu zona de trabajo. En primer lugar, lo más aconsejable es elegir un punto al que llegue la luz ambiental, preferentemente natural, cálida y desde tu flanco izquierdo (derecho si no eres diestro), para que la visión sea perfecta en el área del escritorio. En segundo lugar, necesitarás un flexo, una lámpara pequeña o una lámpara de pie que dirija la luz hacia la zona de trabajo, especialmente para las horas en que la luz natural pierde intensidad. Esta ha de ser blanca neutra, ya que ayuda a estar más relajado.

Una silla adecuada

Ya sea en una zona de trabajo pequeña o en un despacho, disponer de una buena silla para teletrabajar es de vital importancia, puesto que estarás muchas horas al día sentado en tu zona de trabajo. El mejor mobiliario, en este sentido, es el ergonómico. Es decir, deberás elegir una silla de oficina que se ajuste a tu fisonomía y te brinde el máximo confort. En cualquier caso, la espalda debe quedar recta al sentarte, formando un ángulo de 90 grados; y si la silla tiene apoyabrazos, pues mucho mejor.

Una mesa preferiblemente amplia y a la altura ideal

Tienes que procurar que la mesa de trabajo tenga la altura adecuada para estar en una postura idónea a la hora de llevar a cabo tus quehaceres laborales. Siempre será mejor una mesa fabricada para las labores profesionales que otro tipo de mesas que tengas en tu casa, puesto que tienen una altura diferente a la de un escritorio para teletrabajo. Por lo general, debe tener una altura de 70-75 cm respecto al suelo para que estés en la postura correcta.

El color importa

Es aconsejable que la mesa sea de un tono claro, puesto que ayudará a proporcionar mayor iluminación al área de trabajo. En su defecto, puedes usar un mantel de tonalidad clara.

Ante todo, orden y organización

Para tener a mano todo lo que necesitas, una mesa bien ordenada es clave a la hora de trabajar. Es el momento ideal para hacerte con accesorios prácticos que conviertan tu zona de trabajo en un espacio multifuncional y agradable. La siguiente lista de ideas para la oficina en casa puede servirte de inspiración.

  • Soporte de monitor con compartimentos: este tipo de soporte resulta ideal para colocar el monitor del ordenador a la altura conveniente para un visionado perfecto. Además, contarás con un espacio extra para tenerlo todo bien ordenado a través de los compartimentos, donde podrás guardar agendas, folios, carpetas y todo aquello que necesites habitualmente para trabajar.
  • Organizador con pequeños huecos y compartimentos: se trata de un accesorio ideal para las mesas de escritorio, ya que permite reunir todo lo que necesitas en un mismo lugar, sin ocupar demasiado espacio. Es ahí donde podrás tener a mano tus bolígrafos, notas, clips, pósits, tijeras, cinta adhesiva, etc.
  • Alfombrilla para escritorio: la puedes encontrar de distintos materiales, como cuero sintético, el cual resulta ideal para evitar rasguños y manchas en la superficie del escritorio. Procura que sea lo suficientemente amplia para colocar el teclado y el ratón.
  • Compartimento para documentos: si tienes suficiente espacio en tu escritorio y deseas tener bien distribuidos y a mano los documentos más importantes, este tipo de organizador es una buena opción. Elige uno con diseño apilable para ahorrar espacio, que cuente con divisores para ordenar todos tus documentos por categorías.

Con buenas ideas y una pequeña inversión puedes habilitar una zona de trabajo en la que te encuentres realmente cómodo. Una vez que concluyas cada jornada, deja libre el escritorio y limpia la superficie. Al retomar la actividad al día siguiente te encontrarás con un entorno laboral diáfano, ordenado y despejado.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.